91 356 14 65 - 91 356 37 05

Periodoncia

Tratamiento de la gingivitis, periodontitis e injertos de encía.

Las encías sanas no sangran

¿Qué es la periodoncia?

La periodoncia es la especialidad de la odontología que se encarga del diagnóstico, prevención y tratamiento de las afecciones del aparato de soporte de los dientes, gingivitis y periodontitis (piorrea).

sergio morante

¿Qué es la periodontitis?

La periodontitis (antiguamente llamada Piorrea), es una infección bacteriana producida por las bacterias existentes en la placa bacteriana y el sarro, estas bacterias producen la reabsorción de los tejidos de sostén del diente (hueso, ligamento y encía). Al perder sujeción, los dientes se mueven y finalmente se caen o requieren ser extraidos.

¿Se puede curar la periodontitis?

Sí, la periodontitis tiene tratamiento si se detecta en estadíos iniciales o moderados, pudiendo evitarse que los dientes se pierdan. Hay casos en los que el estado es más avanzado, en los que podemos alargar la vida de los dientes. Si el deterioro es excesivo será necesario realizar la extracción de la pieza.

¿Cualquier dentista puede tratar la periodontitis?

Los casos leves pueden ser tratados por dentistas generales que tengan conocimientos de periodoncia, para tratar los casos más avanzados es recomendable acudir a un dentista especialmente formado en el tratamiento de la periodontitis, un periodoncista.

¿Es hereditaria?

No podemos decir que exista transmisión genética de padres a hijos, pero lo que sí se ha demostrado es que hay personas que tienen una mayor predisposición a tener periodontitis que otras.

¿Qué importancia tiene el tabaco?

Mucha, el tabaco es probablemente el factor secundario más importante en la aparición y el progreso de la periodontitis. El tabaco produce una disminución de la calidad de las células defensivas, por lo que las bacterias encuentran menos impedimento para progresar en un paciente fumador que en uno que no fuma.

Además hay estudios que han demostrado que los pacientes con una genética positiva para desarrollar periodontitis, que además fuman, multiplican exponencialmente la probabilidad de desarrollar la enfermedad.

Por todo esto es muy importante que el paciente que comienza un tratamiento periodontal disminuya el consumo y a ser posible deje de fumar.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

El primer signo de alarma que el paciente puede notar es sangrado en la encía, esto ocurre como consecuencia de la inflamación que produce la placa bacteriana sobre la encía. Los pacientes fumadores no tienen tanto sangrado, debido a la vasoconstricción que produce el tabaco, por lo que no notan este signo de alarma.

Hipersensibilidad: Se produce como consecuencia de una exposición de la raíz al perderse el hueso y la encía que la cubren.

Movilidad: Como consecuencia de la falta de sujeción, los dientes comienzan a moverse.

Mal sabor y mal olor de boca (halitosis), como consecuencia de productos liberados por las bacterias, ambos síntomas mejoran con el tratamiento periodontal.

¿Hay relación entre la halitosis y la enfermedad periodontal?

Según estudios avalados por la sociedad española de periodoncia y osteointegración existe relación directa entre el mal aliento y la enfermedad periodontal. En más del 85% de los casos de halitosis, están presentes bacterias anaerobias causantes de la enfermedad periodontal (piorrea).

¿Cuál es la relación entre la enfermedad periodontal y enfermedades cardiovasculares?

Estudios recientes han demostrado que la infección periodontal está asociada y puede desempeñar un papel coadyuvante en el desarrollo de graves enfermedades sistémicas entre las que aparecen enfermedades cardiovasculares, parto prematuro y niños de bajo peso al nacer.

¿Cómo se trata la periodontitis?

Lo primero que hay que realizar es un estudio minucioso en el que se recogen tanto datos clínicos como radiológicos y en determinados casos microbiológicos que le van a permitir al profesional realizar un adecuado diagnóstico del grado de afectación que presenta el paciente y en consecuencia asignar a cada diente un pronóstico independiente, y por tanto un pronóstico general que permitirá planificar el tratamiento más adecuado.

La primera fase de tratamiento se llama raspado y alisado radicular, se realiza con anestesia local y consiste en la eliminación del sarro que está adherido a la raíz bajo la encía. No es doloroso ni produce inflamación de la cara y el paciente puede realizar una vida normal.

Aproximadamente un mes tras la realización de la fase de raspado, se realiza una reevaluación, donde se registran de nuevo todos los datos clínicos que se tomaron el día del estudio, el objetivo es evaluar la respuesta al tratamiento y determinar si es necesario realizar algún tratamiento más.

Si en la reevaluación sigue habiendo áreas donde se aprecia cálculo en la zona más profunda de la raíz, estará indicada la realización de una pequeña cirugía periodontal para acceder a eliminar este sarro y remodelar ligeramente el hueso alveolar para que la higiene tanto por parte del paciente como cuando acuda a la consulta, sea más fácil. Este tratamiento también se realiza con anestesia local (la misma que se necesita para hacer un empaste) y el paciente puede realizar una vida normal, presentándose en algunos casos una ligera inflamación de la cara.

Tanto si es necesario realizar cirugía periodontal como si sólo es necesario realizar raspados, el paciente debe entrar en una pauta de visitas de mantenimiento periodontal, que se realizan cada 3-6 meses dependiendo del grado de afectación periodontal y de la colaboración por parte del paciente (nivel de higiene, consumo de tabaco…). Ésta es sin duda la parte más importante del tratamiento y es la clave para que la evolución del tratamiento sea la más adecuada.

¿Se puede regenerar el hueso perdido?

Por lo general no se puede recuperar, el objetivo del tratamiento es detener la progresión de la pérdida ósea para de esa forma evitar que se pierdan los dientes aunque en determinadas situaciones sí somos capaces de regenerar el hueso perdido, mediante la aplicación de productos que favorecen la formación de nuevo hueso.

El Dr. Sergio Morante es periodoncista titular, aparte de en Dental Morante, en las siguientes clínicas: Innova Dental Valdemoro y Periocentrum Guadalajara.

Casos Clínicos

Periodoncia

periodoncia
periodoncia

Injertos de encía

implantes dentales. puente de 2 piezas
implantes dentales. puente de 2 piezas

Microcirugía plástica periodontal

Mediante técnicas de microcirugía, podemos recuperar la encía perdida (recesión gingival), realizando un injerto. Un injerto de encía está indicado en aquellos casos en que los dientes muestran la raíz por encías retraídas. Consiste en una intervención quirúrgica con anestesia local utilizando técnicas de microcirugía. En algunos de casos, es necesario tomar encía del grosor del paladar e injertarla en la zona en la que pretendemos cubrir la raíz. Se trata de un acto quirúrgico muy poco traumático con un postoperatorio excelente.

Injertos de encía

implantes dentales. rehabilitaciones complejas
implantes dentales. rehabilitaciones complejas